Escapada con Coco a San Sebastián

4/02/2018


Cada año, dedicamos las vacaciones de semana santa a viajar a algún destino de España con Coco. Para los que aún no sabéis quién es, es mi pequeño bulldog francés del cuál estoy profundamente enamorada. Para Coco son unas vacaciones en toda regla donde pasea constantemente por la playa, hace nuevos amigos perrunos y está 24 horas al día con nosotros visitando ciudades y recibiendo mimos. Me encanta ver su carita durante estos días porque tiene pintada una sonrisa de lado a lado - enserio, Coco es muy expresivo.

El destino de las vacaciones perrunas de este año ha sido Donostia, en San Sebastián. Solemos ir al norte ya que así podemos pasear por la playa sin ningún problema. En el sur es más complicado ya que las playas no suelen permitir la entrada a los perros (si sabéis de alguna que si ¡decidme!). En cambio, en el norte, a no ser que sea temporada alta, está permitido. Para ellos es una gozada sentir la brisa del mar y corretear con otros perretes.

Creo que es muy importante dedicar tiempo a lo que queremos. Ya sean personas, animales o hobbies, y para mi Coco es una parte muy importante en mi vida. Algunos entenderéis este amor por los animales, otros simplemente no lo compartiréis, pero al final, no sabes el amor que te puede  llegar a dar un animal de compañía hasta que no tienes uno que vive diariamente contigo. Hay veces que siento que forma parte de mi. No se, no lo puedo explicar con palabras. Por eso, creo necesario hacer un llamamiento en este post sobre el abandono animal. Ya sabéis que normalmente hay un mayor número de abandonos durante los periodos vacacionales. Los animales de compañía pueden ser un impedimento a la hora de organizar las vacaciones pero hay que ser consciente que son para toda la vida. Y ese cachorrito tan diminuto que viene a casa por primera vez, acaba por crecer y hacerse mayor.

Al principio, el hecho de no poder viajar siempre que quisiera por tener que cuidar a Coco me asustaba - ya sabéis que soy una viajera empedernida. Pero al final, con la ayuda de la familia siempre podemos dejar a Coco en buenas manos y viajar tranquilamente ¡Tenemos esa suerte! Pero en caso de que vosotros no podáis dejar a vuestro animal con nadie ni en ninguna residencia para perros, podéis hacer como nosotros, disfrutar de ellos también en vacaciones :)

Por eso, recomiendo Donostia como lugar "dog friendly". La lluvia o el frío no nos ha impedido disfrutar de la ciudad y la verdad es que me ha enamorado. La playa de la Concha es espectacular para pasear, el Casco Viejo es un buen lugar donde poder tomar unos buenos pintxos y beber vino con ellos, ya que algunos restaurantes suelen tener mesas exteriores donde poder ir con los perretes sin molestar a nadie. También hemos visitado el Monte Igueldo subiendo en su famoso funicular (tuvimos que pagar la entrada de Coco también y sin problema pudo subir con nosotros) y el Peine del viento, con sus conocidas esculturas creadas por Eduardo Chillida situadas en unas rocas que golpean las olas del mar Cantábrico.

Como veis, todos los planes que hicimos fueron al aire libre. Es posible viajar y disfrutar con ellos, solo hay que adaptar el viaje un poquito y seleccionar destinos en los que no tengamos ningún problema con nuestros amigos perrunos ¡Nosotros ya estamos pensando en volver!

Besos ♡









You Might Also Like

1 comentarios

Subscribe